#561


Un abogado salva a un ladrón de guante blanco de la horca de la forma más rocambolesca posible, y no quiere dinero por ello. A cambio, el abogado, a ratos también viajero en el tiempo, le pide un favor: en su próximo viaje deberá acompañarlo. Una vez en el pasado, deberá ayudarle a robar los planos de un invento revolucionario: el primer Macintosh. Orlando Bloom no hará ningún papel.