#635


Adaptación a teatro de “Atrapado en el tiempo” que consigue lo impensable: que no solo se estanque en el tiempo su protagonista, sino todo el público asistente. A la mañana siguiente se levantarán para ir a trabajar, y por la noche asistir al teatro para ver “Atrapado en el tiempo”, otra vez. Es la revolucionaria táctica de un promotor teatral para reventar la taquilla, manteniendo en cartel la obra indefinidamente en un bucle temporal infinito.