#650


John Huston vuelve de la tumba para dirigir este thriller negrísimo sobre un prospector petrolífero que mata por accidente al abogado que representa a su mujer en la demanda de divorcio que ésta ha interpuesto contra él. Al igual que en este argumento absurdo el guión no tiene ni una sola coma.