#710


Un inversor de altas finanzas pretende hacerse con el control de una de las mayores productoras de Hollywood, la Wilson, Scotch, Pepper & Mickelbaum Entertainment, con la firme intención de censurar todas y cada una de sus películas, pasadas y futuras, cambiando así la forma de pensar de los norteamericanos, potenciando la censura y la estrechez de miras. Un mundo mejor. Una vuelta radical al “American Way of Life” en pleno siglo XXI. El inversor tiene tres amantes, dos hijos ilegítimos, fuma crack, bebe como un vikingo y ha matado con sus propias manos a todos sus socios.