#741


A comer pipas no nos gana nadie, ni siquiera John Ford dirigiendo su primera película de ciencia-ficción. Elige de protagonista a Kevin Costner porque le gustó muchísimo haciendo de presidente negro. Aquí es un cowboy galáctico con problemas con la bebida que tiene que guiar un rebaño de ewoks hasta el remoto planeta Bananarama. En el camino, una banda de cuatreros wookies intentarán hacerse con el ganado, empleando para ello la Fuerza que sea necesaria.