#746


Un vidente que sólo predice cosas buenas tiene que comenzar a presagiar catástrofes y apocalipsis si no quiere que su consulta se quede sin clientes. Cuando predice el final de todas las guerras y la culminación de la paz mundial, tendrá que callárselo para que los asustados feligreses continúen pagando religiosamente sus túnicas de franela y sus fines de semana en los Hamptons. Pero entonces, aparece un dinosaurio furioso que pretende arrasarlo todo…