#768


Una película para ser vista cuando haga sol, y su secuela para cuando haga mal tiempo. En función de una cosa o la otra, la película es más o menos entretenida. No se puede ver una comedia alocada y que al salir nos empapemos con una fastidiosa tormenta. Hollywood no quiere eso.