#777


Si alguna vez quisimos triunfar en el mundo del cine, enterramos nuestras esperanzas con esta película sobre artes marciales y gastronomía. Y no es que el guión no sea bueno (un karateka muere envenenado a manos del chef loco del Dr. No, y su hermano jura venganza), es que nos acostamos con la esposa de nuestro productor.