#807


Roger Corman, en la Corte del Rey Arturo, consigue que el célebre monarca invierta su fortuna en su nueva producción de terror sobre un malvado terrateniente tejano que invoca al Diablo sacrificando sus cabezas de ganado en rituales paganos muy caros de rodar. Originalmente el papel iba a ser para Vincent Price, pero diversos problemas de agenda se lo impiden.