#836


Un pintor se despierta, en mitad de la madrugada, cada noche religiosamente para dar un brochazo a su inconclusa obra maestra, un cuadro que presenta a un extraño personaje que come patatas Matutano. Es una obsesión, una enfermiza tarea que deberá desempeñar hasta que alguien o algo se lo impida. Y lo impide el productor, al negarse a financiar esta película.