#854


Nos ponemos una peluca falsa para asistir al estreno de esta sátira política sobre un Presidente de los EEUU alcohólico y fiestero que descubre lo facilísimo que es coger fondos públicos para gastártelos en lo que te apetezca. Un senador por Wisconsin descubrirá el embolado y estará dispuesto a asumir todos los gastos para que no se diga que el presidente es un borracho y un putero. Se nos cae la peluca cuando en los títulos de crédito aparece la leyenda “Basado en hechos reales”.