#861


Ben Affleck es un asesino a sueldo bueno en esta cinta negra sobre un sicario que mata sólo cuando se lo piden por favor. Puede descuartizar a sus víctimas de la forma más atroz posible, ensañándose si es necesario y soltando furiosas carcajadas, siempre y cuando su cliente le contrate amablemente. Para ir en total consonancia con el personaje, Affleck no fumará, no beberá, no irá con mujeres, reciclará, acudirá a misa con sus tres sobrinitas y no verá películas holandesas de los años setenta.