#881


Sátira política protagonizada por políticos que no quieren quedar mal ante la cámara. Todo el rato se excusan por los chistes cínicos a propósito de su profesión y la película acaba perdiendo todo el interés. Nos centramos entonces en una señorita rubia que ha llegado muy tarde a la sesión y a la que queremos pedir en matrimonio en ese mismo instante.