#896


Takeshi Kitano es George Bailey en esta revisión claustrofóbica y desnutrida de «¡Qué bello es vivir!» que no podrá estrenarse jamás por resultar demasiado violenta. Kitano arremete contra la Navidad y los yakuza con la historia de un banquero sintoista que ha perdido la fe en la raza humana y pretende volarnos los sesos a todos durante un festival de sangre y balas. Palma de Oro en Cannes 2013 si no se acaba el mundo antes. O a lo mejor precisamente por eso.