#961


El nuevo Papa descubre que su amor de juventud, la inolvidable Natasha, no ha desaparecido de su mente. Antes de aceptar ser la voz de Dios en la Tierra ha de arreglar este asunto tan poco celestial. Como el argumento de esta película resulta ser de lo más aburrido, reconducimos la trama para que acabe todo en un baño de pederastia y sangre. Sam Raimi se hace cargo del proyecto y convence a Kevin Costner para que no aparezca.