#987


Un contrato indefinido tiene que emigrar a otro país para hallar por fin a un propietario. El contrato vivirá mil y una aventuras, atravesando valles y colinas, dejando atrás la tierra que fue su hogar para encontrar por fin a un joven con el que pasar los próximos años, hasta el próximo ERE. Una horda de empresarios sin escrúpulos, sindicalistas trasnochados y políticos corruptos harán lo imposible para que no llegue a su destino.