#1007


Un escritor de novelas porno se enfada con la última adaptación de una obra suya, aquella en la que un superpollón sufre un aparatoso accidente, le operan y le ponen dos pollas. Al escritor no le gusta la película porque no refleja en imágenes el montón de guarradas que él había escrito. Sólo se ven unas pocas y la mayoría de ellas en blanco y negro al estilo Andrew Blake. Unos días después de hacerse pública su denuncia, el escritor es encontrado muerto en su casa con una escoba metida por el recto. Curiosamente, el crimen y la película maldita no guardan relación alguna. Son cosas que pasan, ¿verdad?