#1058


Un espadachín experto, fumador de profesión, se dedica a vender instrumentos de percusión a domicilio. Es lo único que ha conseguido después de ser despedido de su empleo de acróbata moribundo. Con lo que no contaba era con enamorarse de una de sus clientas, una anciana loca por el mambo que le ha comprado diecisiete bongos de importación para emular a su ídolo Tito Puente. Entre el mambo, el calor del verano, el humo del tabaco, las piruetas sin red y el estoque triple, el espadachín vivirá una tórrida historia de humor y pasión con una mujer que encierra mucho más de lo que aparenta bajo sus enaguas del siglo XIX.