#1084


Nos encomendamos a la Mare de Déu de Montserrat para que nuestro nuevo guión sobre un viajero en el tiempo que se marea viajando no caiga en saco roto. De paso, se nos ocurre otra idea: la de un guionista muy religioso que pierde la fe cuando todas las productoras de Hollywood le cierran las puertas.