#1092


Uno de los muchos activistas de Greenpeace que se metieron en la organización para ligar, decide que ya está bien de sufrir por amor. Orquesta su salida por todo lo alto, desenmascarando a los hipócritas ecologistas, comedores de bebés y chupadores de sangre humana. El petróleo es el mejor combustible y no pasa nada por talar ochocientos árboles de una tacada. Es una película animada producida por Repsol.