#1114


Cuando a Tom Hanks le dio por hacer todo aquel rollo de la carrera espacial, se le quedó en el tintero explicar una historia: aquella en la que Neil Armstrong pretendía que Buzz Aldrin dejara las drogas. Y Aldrin, a su vez, quería que Armstrong dejara el canibalismo. No se pusieron de acuerdo en nada menos en lo de dejar a Michael Collins dentro de la nave: Collins les debía dinero a los dos y se vengaron no permitiéndole pisar la luna. Y esta es la moraleja de esta historia: nunca le debas dinero a un astronauta de la NASA. A Tom Hanks no le pareció bien mostrar la mediocridad aeroespacial y censuró la anécdota.