#1244


El Reverso Tenebroso quiere tener su propia película. El hermano gemelo malo de George Lucas se encarga de producir una adaptación sangrienta de “La Guerra de las Galaxias” con multitud de cadáveres, miembros cercenados, barullo, suciedad, mucho dolor real, actores a punto de morir asfixiados, música de Clint Mansell, reminiscencias a Ruggero Deodato e incesto. Básicamente se repite lo que ya existía en la saga original, pero exacerbado. Harrison Ford interpreta en esta ocasión el papel de Yoda, porque es el único que le toca por edad.