#1251


Un mafioso con cáncer le encarga a uno de sus matones que liquide a la propia Muerte. Es una película divertidísima hasta decir «¡Basta!». No. En serio. Gritamos «¡Basta!» durante la proyección y nos vamos a casa.