#1313


Un cirujano se ve envuelto en una trama rocambolesca de tráfico de órganos. El médico no tenía ni idea de que los órganos enfermos que se encargaba de extirpar se colocaban en otras personas. Él pensaba que iban a la basura. O al water. Cuando descubra la verdad, intentará por todos los medios que ésta se sepa y será entonces cuando la organización criminal para la que trabajaba encubiertamente intente liquidarle. Se sucederán entonces tiroteos, explosiones y persecuciones de coches en las que el doctor conducirá peligrosamente por las calles de esta abarrotada ciudad como si lo hubiera hecho toda la vida. Por supuesto, el actor elegido para el papel será Liam Neeson: este tipo de películas chungas le encantan. Y sí, produce Luc Besson.