#1372


Un viajero en el tiempo que siempre viaja al pasado, y es allí donde vive, con lo que jamás pisa el presente. Así que el pasado se convierte en el presente y el viajero no se mueve nunca. La película es entretenida, aunque no pase nada interesante. Eso sólo pasa cuando el guión es brillante y la trama originalísima. Venga, va: ahora abramos una botella de champán y celebremos nuestra inteligencia.