#1438


Un thriller setentero de los que tanto gusta de hacer ahora. Resucitamos a Sydney Pollack y estiramos a Robert Redford para que lleven a cabo nuestro guión. Es la historia de un periodista que descubre una trama política de alto copete. El argumento no es gran cosa, lo guay es que el periodista es súperfan de One Direction. Conseguinmos que la boy-band haga un cameo en nuestra película, deleitándonos de placer mientras Robert Redford se vuelve loquísimo de alegría.