#1360


Otro argumento absurdo en un universo distópico en el que los solteros son apaleados por los casados en las calles, se les deniega la ciudadanía y se les prohibe votar. Los solteros son tratados como parias que en cualquier momento podrían iniciar una revolución, por eso hay que aislarlos. Y si es un soltero que lee a los clásicos de la literatura, con mayor razón. Esos son los peores, no vaya a ser que contagien a los casados con sus ideas soviéticas sobre la futilidad que criar niños o la hipocresía que representa una hipoteca. Muy pronto, un director griego hará esta película y todos os quedaréis con la boca abierta…